Juan Alberto Arancibia, Gerente General de Puerto Lirquén: “La Región del Biobío necesita mejor infraestructura ferroviaria”

Con una capacidad instalada cercana a 7 millones de toneladas, Puerto Lirquén (PLQ) es el principal operador logístico privado de servicio público de nuestro país. Un sello no menor si además se considera que durante el último año el terminal ubicado en la bahía de Concepción contabilizó un aumento de 8% de carga movilizada y un crecimiento del 19% en la transferencia de contenedores.

“La Región del Biobío tiene un sector portuario relevante para el comercio exterior, en particular para las exportaciones forestales (celulosa, maderas, tableros y chips). Cuenta con más de 10 terminales marítimos, tanto de uso público como privado, los que además de productos forestales movilizan graneles líquidos y sólidos, carga industrial, productos congelados, entre otros”, dice el Gerente General de PLQ, Juan Alberto Arancibia.

El ejecutivo destaca que Nexo Biobío Logistic Summit 2017 contribuirá a mejorar la calidad de los servicios logísticos de la región y, por consiguiente, contribuirá indirectamente al servicio prestado por cada terminal: “Muchas veces, las empresas tendemos a trabajar independientes del resto de la cadena logística. Sin embargo, si cambiamos esa visión y generamos las instancias para una mayor comunicación e intercambio de información entre los distintos actores de la cadena, me atrevo a decir que podemos lograr una operación mucho más fluida y eficiente, minimizando los tiempos de atención y mejorando la capacidad del sistema como un todo. Ese es un valor agregado de estos encuentros que logran reunir a los distintos actores del sector”.

 

 

La conectividad vial y ferroviaria de los centros de producción con los respectivos terminales marítimos del Biobío resulta fundamental si se considera que la Región moviliza la mayor parte de la carga forestal y de la industria salmonera del país; y cada vez un mayor volumen de la fruta de exportación producida de Curicó al Sur. De allí que establecer estrategias logísticas acertadas e incentivar políticas públicas y de infraestructura que favorezcan el transporte de carga hacia los puertos resulta fundamental en el éxito de las exportaciones.

“Competimos con países que están mucho más cerca de los destinos de nuestras cargas. Por lo tanto, se debe trabajar mucho en hacer más eficiente la logística interna, llámese transporte carretero o transporte ferroviario, incluyendo los terminales de carga”, agrega el Gerente General de PLQ.

Si bien los accesos por las rutas del Itata, de la Madera, Concepción- Cabrero y 160 responden a los requerimientos viales mínimos del sector portuario de la Región del Biobío, una de las tareas pendientes es la inyección de recursos y el fortalecimiento de la red ferroviaria.

Juan Alberto Arancibia explica que más temprano que tarde Chile debe potenciar esta alternativa: “La red ferroviaria ha tenido algunas mejoras marginales en el último tiempo, pero no una inversión importante que eleve su estándar, capacidad y cobertura. La macro zona sur necesita mejor infraestructura ferroviaria, líneas con mayor capacidad y velocidad, mayor cobertura, como también más y mejores accesos tanto a los centros productivos como a los puertos de la región. Una mayor inversión en este modo de transporte permitirá absorber de mejor manera los futuros crecimientos en la movilización de carga terrestre, evitando congestión en las carreteras y en los accesos a los puertos. Además, ello contribuiría al medio ambiente, ya que el ferrocarril es hoy más eficiente que el transporte carretero en este aspecto”.